Audio guías Bluehertz

 

 

Audio guía de la visita a las Grutas de San José

 

 

Las Grutas de San Jose (La Vall d´Uixó, Castellón) constituyen un impresionante complejo Kárstico formado por cinco cuevas conocidas y conectadas entre si. La cueva de mayor tamaño es la que da nombre al conjunto, conocida como Cueva de San Jose o la Fuente, por ser una surgencia hipógea activa de agua que constituye el nacimiento del rio Belcaire. El volumen de sus aguas es tal, que el rio es navegable en una parte sustancial de su recorrido, por lo que la cavidad se ha declarado bien de interés turístico y es gestionado por el Ayuntamiento de la Vall d´Uixo.

 

Nota: Dado que el servicio de audio guías puesto en marcha en las Cuevas de San José es de pago (precio de alquiler 1 euro por reproductor de audioguía), en esta página web únicamente están disponibles 2 audios de la visita.

 

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Español

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en español Pulse aquí

 

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en inglés Pulse aquí

 

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en francés Pulse aquí

 

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en alemán Pulse aquí

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Italiano

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en italiano Pulse aquí

- Audioguia Bienvenida

- Idioma Ruso

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en ruso Pulse aquí

 

 

En la actualidad se han explorado y cartografiado 2.384 metros, pero este no es el recorrido total de la cavidad, y a pesar de las múltiples visitas de espeleólogos, aún no se conoce el origen del río, ni el final de la gruta. En el interior de la montaña sus galerías son parte de una misma cueva de formación Kárstica, producida por las corrientes de agua que discurren bajo la superficie terrestre debido a la infiltración de las aguas superficiales.

 

 

A la entrega de la cueva se pueden observar unas pinturas rupestres de la época del Paleolítico que han sido declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Presentan un color rojizo porque en su elaboración utilizaron una mezcla de pigmentos naturales y minerales, como ocre machacado con grasas y aceites disueltos. Son líneas ondulantes, que se cree que representan el rio. Debido al continuo goteo del agua y la humedad, se forma una película de cal que enmascara la pintura e impide su observación con claridad. La proximidad de un poblado ibérico también nos indica que en esa época la cueva fue conocida y explorada, al igual que durante la larga dominación romana, a la vista de una lápida encontrada dedicada a Caio Cneo Craso, hijo del cónsul romano Marco Licinio Craso.

La gruta ha sido utilizada como hábitat por grupos de humanos en la prehistoria. En ella encontramos un yacimiento arqueológico perteneciente a la época “magdaleniense” del Paleolítico. Estas rocas se derrumbaron en el 10.000 antes de Cristo, como consecuencia de un cataclismo. Las excavaciones arqueológicas realizadas por el Museo Arqueológico Municipal de la Vall de Uxo, revelaron una secuencia ocupacional con niveles solutrenses, magdalenienses y de la edad del Bronce, además de dos paneles con arte rupestre. Los investigadores recogieron del terreno muestras de sedimentos, como caracolas, regurgitaciones de pájaros, excrementos…y pudieron datar que correspondían al año 17.000 antes de Cristo.

 

 

VISITA A LA GRUTA

 

La visita tiene una duración de 40 minutos y vamos a realizar un recorrido de 1.050 metros, de los cuales 800 metros son en barca y 255 metros a pie. La temperatura, tanto del agua como del ambiente, se mantienen constantes durante todo el año: la de agua es de 17 grados Celsius (63 grados Farenheit) y la de ambiente de 20 grados (68 Farenheit), así que lo que varía es el contraste con el exterior. Durante el recorrido van a ser espectadores de las caprichosas formaciones que la naturaleza ha dado lugar con el paso de los años a esta maravillosa Gruta.

 

 

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Español

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en español Pulse aquí

 

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en inglés Pulse aquí

 

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en francés Pulse aquí

 

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en alemán Pulse aquí

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Italiano

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en italiano Pulse aquí

- Audioguia Sala de los Murciélagos

- Idioma Ruso

- Formato mp3

Audio guía Cuevas de San José en ruso Pulse aquí

 

Comenzamos la travesía desplazándonos sobre una profundidad de 2 metros, para llegar a la primera y una de las salas más espectaculares de la Cueva, “la Sala de los Murciélagos”. Tiene unas dimensiones de 10 metros de ancho por 35 de longitud. Esta sala debe su nombre porque antiguamente estuvo habitada por miles de murciélagos. En el techo podemos observar una interesantísima muestra de grandes y numerosas “marmitas invertidas”.

A lo lejos distinguimos la silueta redondeada de un pequeño túnel llamado “paseo de los enamorados”, llamado así, porque al agacharse, casi se tiene que besar con la persona que está enfrente, para poder atravesarlo. Tiene una longitud de 17 metros y 4 de profundidad, y es el primer túnel artificial que encontramos en nuestro camino. Anteriormente tenía la forma de un sifón y recibía el nombre de “Boca del Forn” (Boca del Horno), debido a su estrechez y marcaba el límite del área accesible en la cueva. En 1926, un grupo de vecinos superó la "Boca del Forn" al pasar por debajo de las rocas buceando y descubrir con gran sorpresa que la gruta continuaba. En 1950 fue dinamitada para ser accesible en barca.

 

 

Al salir del paseo de los enamorados, nos encontramos con la inesperada y cautivadora presencia del “lago diana”. Tiene una profundidad de 5 metros y debe su nombre a la forma redondeada que al pasar por él, evoca en el observador. En esta sala, en el techo, a mano izquierda podemos ver una colada de gran tamaño llamada “El Mantón de Manila”, y a mano derecha, el nacimiento de pequeñas estalactitas. A continuación está la sala de la Moreneta, y justo después la Sala de los Espejos, donde a lo lejos distinguiremos la sombra de un pequeño túnel.

 

 

Justo antes del túnel, a mano derecha se encuentra “el Lago Azul”. Con 12 metros es la zona de más profundidad del rio subterráneo. El túnel es conocido con el nombre de “galería de los sifones”. Tiene 36 metros de longitud y 8 de profundidad. Anteriormente lo formaban tres sifones consecutivos que impedían continuar la travesía, pero en 1960, el Grupo espeleológico Vilanova i Piera de la Diputación de Valencia, comprobaron la continuidad de la cueva al superar durante una inmersión este punto. En 1961, complejas voladuras con dinamita permitieron abrir el paso y descubrir la galería seca, que sería visitable al público en 1973. En los años sucesivos se descubrieron nuevas galerías y sifones. Más adelante vamos a desembarcar en la galería seca. Se deben seguir las indicaciones del barquero para bajar con seguridad de la barca. Mantenga la audio guía en todo momento colgada del cuello.

 

 

LA GALERIA SECA

 

Ahora nos encontramos en la galería seca. La audioguía nos va a guiar a lo largo de este recorrido. A partir de aquí recorreremos 255 metros a pie hasta llegar a otro embarcadero, donde subiremos de nuevo a la misma barca para finalizar el trayecto. El cauce del rio recorría antiguamente esta galería, pero al descender el nivel del agua, el rio abandonó este cauce natural. Durante el camino podrán observar las curiosas estructuras que en la roca se han ido formando con el paso del agua a lo largo de los siglos. Veremos en el camino El lago del Cocodrilo. En él hay una roca erosionada que evoca a este animal tomando tranquilamente un baño de sol. Junto al lago del Cocodrilo, si alzamos la vista, veremos una de las formaciones más bonitas de la Gruta, es La Cascada de la Flor, con sus 17 metros de coladas parietales en los laterales de las paredes.

 

 

Y a continuación, unos metros más adelante, Cara del Diablo, la erosión por el paso del tiempo y las aguas que en lluvias torrenciales llegaban hasta esa altura, han creado esta tenebrosa figura. Inmediatamente a continuación, se encuentra la forma de un dinosaurio de gran tamaño. Al final de la galería encontrará un embarcadero.

 

 

 

 

SEGUNDO EMBARQUE

 

Cuando nos encontramos en el segundo embarcadero estamos en la parte más interior de la gruta. Esta sala recibe el nombre de las cañadas. A partir de este punto, a mano derecha hay 2 kilómetros más que están explorados, pero no adaptados para la visita. El nacimiento del río está en esa dirección, pero todavía no se conoce. Iniciamos el regreso, esta parte de la travesía que vamos a navegar es el recorrido equivalente al que hemos caminado a pie. El curso del río que vamos a recorrer está unos metros por debajo del suelo de la galería seca y describe un semicírculo opuesto y simétrico al recorrido de la galería. La unión de ambos dibuja un círculo. Ahora navegamos sobre una profundidad mínima de 50 centímetros.

 

 

A continuación, podrán observar el “perro pachón”. Es una roca que está situada dentro del río, cerca de la orilla derecha. Antes de llegar a ella no parece más que una roca pero, al pasar y volver la vista atrás, descubrimos con sorpresa el gran parecido que guarda. Navegando, un poco más adelante veremos en el camino salas con formas de playas en sus laterales.

 

 

Llegamos a un lago oscuro de unos dos metros de profundidad, al que se le conoce como “El Lago del Diablo”. Parece que se respire un aire de misterio. Y justo a continuación, en la trayectoria de la barca encontramos “El Peine”. Nos agachamos para no tropezar con él. Tiene forma rectangular con protuberancias que parecen dientes. Con los años se ha ganado este nombre.

Tras pasar el peine, segun nos narra la audioguía, a la derecha divisamos “El Peñón”. Es uno de los mayores desprendimientos que hay en la actualidad en las Grutas de San José. Se debe a la disolución de las rocas por el agua, característico de un paisaje kárstico.

Una vez pasado el Peñón nos encontramos “La Catedral”, llamada así por su espectacular altura de 12 metros y tan solo 70 cm de profundidad. En las paredes hay pronunciadas marcas del antiguo cauce del río. Como puede observar nos aproximamos al embarcadero donde anteriormente desembarcamos para recorrer la galería seca. Hemos navegado la mitad del círculo que rodea la galería seca. Dejando a un lado el embarcadero, nos dirigimos de nuevo a la galería de los sifones, pero esta vez en sentido contrario.

A partir de aquí, vamos a recorrer el mismo camino que en la ida, aunque al llevar la dirección opuesta, muchas cosas nos van a parecer diferentes.

Tras recorrer la galería de los sifones, la sala de los espejos se muestra ante nosotros, llamada así porque cuando el agua está calmada se puede contemplar las paredes de la gruta en sus aguas.

 

 

A continuación, escuchando la audioguía, al entrar en la sala de la Moreneta, descubrimos en el techo, de frente, la mayor estalactita de la gruta. Teniendo en cuenta que un centímetro cúbico de estalactita tarda cien años en formarse, se le calcula una antigüedad de 35.000 años. Algunos le encuentran un parecido a un órgano de iglesia…lo cierto es que no tiene un nombre específico.

 

 

En esta misma sala unos metros más adelante, podemos ver en el techo, a la izquierda, “La Medusa”. Es una de las formaciones más famosas de las grutas por su singularidad. Su base es un disco flotante que ha crecido de dentro hacia fuera. A continuación el Lago Diana se abre otra vez ante nosotros.

Una vez atravesado el sifón del paseo de los enamorados, al entrar en “La sala de los murciélagos” podemos contemplar una de las vistas más bonitas de toda la visita. Al fondo de la sala, enfrente de nosotros, está “El Portal de Belén”, llamada así por su gran parecido. Casi al final del recorrido está “la Piedra de la Felicidad”, que se puede tocar y pedir un deseo, que esperamos se cumpla. Al llegar al primer embarcadero, finaliza nuestro viaje. Le recordamos que debe entregar esta audio guía en la recepción. También puede adquirir la Fotografía-Recuerdo del viaje en barca y variados Souvenirs de las Grutas. Solo nos queda agradecerle su visita y esperamos que haya sido de su agrado.

 

Audioguías Bluehertz ha puesto en marcha un servicio de audio guías en 6 idiomas (español, inglés, francés, alemán, italiano y ruso) para que el visitante pueda conocer de cerca este singular paraje subterráneo mientras realiza el recorrido en una embarcación de madera de época guiada por un barquero.

 

Dirección: Paraje Grutas de San José s/n, 12600 - La Vall d´Uixó, Castellón.

- Tel.: 964 69 05 76 - reservas@riosubterraneo.com - www.riosubterraneo.com -

 

 

Volver al índice

 

 
Aviso Legal|Audio guias Bluehertz|info@audioguias-bluehertz.es| Tel.: +34 902 050 680 certificados de audioguias y radioguias, sistema de guiado de grupos